BMC la elección de los campeones

bmc

Muy cerca de Bolonia, en una pequeña población llamada Medicina, encontramos las instalaciones de BMC Air Filters, donde en una gran nave de 2500 m2 trabajan 45 personas inmersas en la fabricación de filtros de aire de altas prestaciones para coches, motos, barcos e incluso helicópteros.

BMC Air Filtres crece año tras año gracias a sus productos de máxima calidad; en los próximos meses inaugurarán una nueva nave adicional de 1000 m2 más dedicada en exclusiva a los productos aeronáuticos. La experiencia de BMC en el mundo de la competición les permite desarrollar los mejores productos para su uso en la calle; hay muy pocas marcas que puedan decir que con sus productos han ganado 15 mundiales de F1, sin hablar de otras especialidades automovilísticas y de motos.

La rapidez de BMC

BMC instalaciones Italia
Instalaciones de BMC en Italia

El departamento de producción de BMC es extremadamente rápido; todos los trabajos son coordinados a la perfección. “Cuando trabajas para equipos de competición se tiene que ser muy ágil y solucionar rápidamente los problemas”, ésta es la mejor baza de BMC Air Filters. Pensad que en tan sólo tres días son capaces de crear un filtro de aire de cero (hacer diseño, moldes y fabricarlo).

Y por si fuera poco, si el almacén regulador se queda sin alguna referencia a la hora de expedir un pedido, en tan sólo 20 minutos lo tienen repuesto (esto me lo demostraron en directo, y la verdad es que es impresionante). Su actual producción es de 300.000 al año, disponen de filtros de sustitución para casi todas las motos del mercado, incluyendo versiones de filtros racing más delgados marcados con una franja amarilla.